Viaje de verano: cómo preparar tu coche

Preparar vehículo para viaje

Antes de hacer tu viaje de verano es muy importante que revises el coche. Tienes que preparar tu vehículo para garantizar tu seguridad y la de tu familia. En este post te explicamos cómo preparar tu coche y qué debes revisar antes de salir de viaje.

Consejos para preparar el coche antes del viaje de verano

La puesta a punto de tu vehículo es tan importante como organizar bien tu viaje de vacaciones, trazar el itinerario y organizar las paradas que sean pertinentes. No dejes nada al azar y menos aquello de lo que depende tu seguridad y la de los tuyos.

Las revisiones

Con el uso y el paso del tiempo, tu coche se desgasta. Antes de salir es obligado que revises el estado de los neumáticos, el de los cinturones, el aire acondicionado y también el circuito eléctrico. Además de estas revisiones indispensables, también es importante que tengas en buen estado el aceite del motor y los filtros. En el taller te indican el tramo de kilómetros que puedes hacer con cada cambio, pero si no llegas al mínimo es importante que hagas la revisión al menos una vez año.

Por otra parte, está el aceite de la caja de cambios, que suele ser olvidado, sobre todo cuando varios conductores utilizan el mismo coche. Es importante revisar su estado y que los niveles del engranaje sean los correctos. Normalmente, en las cajas de cambio manual solo se cambia cuando se hace una intervención en la caja. En cambio, en las automáticas hay que seguir las recomendaciones del fabricante.

El líquido anticongelante es otro de los elementos que te conviene revisar. Cada dos años o cuando hayas realizado entre 20 000 y 30 000 kilómetros tienes que revisarlo y, en su caso, cambiarlo, puesto que se consume o pierde sus propiedades. El líquido de frenos es otro de los componentes que garantizan tu seguridad. Lo aconsejable es cambiarlo cada dos años.

Los amortiguadores traseros y los delanteros son piezas cruciales para una conducción segura. Los delanteros controlan la dirección del vehículo, la suspensión y la alineación de las ruedas. Hay que revisarlos para cambiarlos si no están en buen estado.

Por otra parte, están los discos de freno delanteros, que se desgastan con el paso del tiempo y como consecuencia de una mala conducción. Si observas que te vibra el volante al frenar tienes que sustituirlos por unos nuevos. Tienes que estar pendiente de las pastillas de freno, que suelen desgastarse con facilidad y son las que te permiten un óptimo frenado.

También es importante que observes si el vehículo tiene alguna fuga de líquido, si la tiene es posible que se haya roto la bomba de agua que se encarga de mantener el motor refrigerado. Y, por último, controla el termostato, que es el encargado de regular la temperatura del motor.

La importancia de viajar con el coche a punto

Antes de un viaje largo es fundamental que revises el estado de tu vehículo. Ten en cuenta que vas a realizar muchos kilómetros y por eso tu coche tiene que estar en perfecto estado. Si no lo está es posible se averíe o, en el peor de los casos, que tengas un accidente. Ya sabes que es cuestión de segundos.

Si revisas los componentes que te hemos comentado, conseguirás que tu coche esté a punto y puedas realizar ese viaje de verano con total seguridad. Son tus vacaciones y te mereces disfrutarlas al máximo. Los viajes por carretera son una auténtica aventura y te permiten moverte con total libertad. Eso sí, es importante tener tu coche a punto, descansar cada dos horas para estirar las piernas y despejar la mente, y disponer de un itinerario planificado que te ayude a seguir la mejor ruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *